A pesar del frío.

Me he bajado cuatro paradas antes y he caminado a casa.
A pesar del frío.

Monopolizando el viento en La Ciudad vacía, que me deja, unos labios acuchillados, sin tiempo para bersarte
y unas medias lunas rojas en las palmas ateridas, de unas uñas tal vez demasido largas.

La certeza de estar viva llega a tres minutos de acabar el día.
El resto fue trabajo.

Anuncios

2 Respuestas a “A pesar del frío.

  1. Tan rutinariamente cotidiano… y sin embargo, divino.

  2. Parece imposible encontrar razones para vivir en una ciudad fria y vacia, pero leyendo este poema es una certeza q las hay. (T devuelvo la visita. Bonito blog)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s