Archivo mensual: julio 2010

De quién son

Me lavo cada mañana.
Frotando desecho lo ajeno,
lo no elegido.
Elijo lectura, zapatos y compañía.
Elijo, y me creo libre.
Y me encuentro con un cerebro reptiliano.
Que mi miedo no es mío, que es atávico,
aunque aquí hoy sólo tiemblo yo.
Dicen que te necesité en las cavernas, ¿recuerdas?
Que desearte es una estrategia de grupo,
y tu mano en mi vientre sólo busca perpetuarse.
Dicen que me determina mi biología.
Entonces, si no soy yo quien te quiere
¿de quién son estas lágrimas?