Archivo mensual: febrero 2010

Creen que nos quieren pero en realidad sólo nos necesitan.

¿Falta mucho?

Ya son años y Madrid aun me guarda secretos.
Faltaba la mañana laborable. Mirar de frente a los ojos cansados en el tren, impacientarme en las esperas, despreciar su desgana y unirme a su automatismo.
Faltaba la noche de invierno. Cegarme con las luces reflejadas por una Gran Vía, que como yo, va sin paraguas y se empapa en un semáforo.
Faltaba la vuelta a casa. Otra vez esa mirada. Más cansada y más mojada.

Ámame en catalán.
Hoy quiero entenderte poco.